Ortodoncia

En Nimo somos especialistas en ortodoncia. Estudiamos, prevenimos y corregimos las malposiciones dentarias,  logrando un correcto engranaje de los dientes que les permita funcionar eficazmente.

Este tratamiento dental no solo nos permite solucionar problemas de forma, posición y función de los dientes, también nos sirve para mejorar la estética de la sonrisa y facilitar una correcta higiene bucodental, resolviendo problemas de apiñamiento que a menudo provocan la acumulación de sarro y la aparición de enfermedades periodontales.

Según la anomalía, el estadío de crecimiento y la edad del paciente, nuestros ortodoncistas decidirán el tipo de ortodoncia a utilizar. Puede ser correctiva, funcional o interceptiva.

Pedir cita

Tipos de ortodoncia

  • Ortodoncia invisible: Discreta, cómoda y práctica

  • Brackets de autoligado: aparatología fija

  • Ortodoncia infantil o interceptiva: para tratar alteraciones de crecimiento

Ortodoncia invisible: Discreta, cómoda y práctica

Este tipo de ortodoncia se realiza con alineadores transparentes que se fabrican de manera totalmente personalizada. Para garantizar el éxito de este tratamiento, es fundamental que el paciente lleve puestos los alineadores mínimo 22 horas al día y que únicamente se los retire para comer o cepillarse los dientes.

Para estudiar y planificar el tratamiento de ortodoncia de manera precisa, en Nimo, tu clínica dental de confianza en Vigo y Nigrán, contamos con un escáner intraoral que nos permite obtener imágenes 3D y enseñarle al paciente una simulación del resultado final antes de comenzar el tratamiento.

Brackets de autoligado: aparatología fija

Se diferencian de la ortodoncia convencional en que no necesitan una ligadura o goma para fijar los arcos a los brackets, lo cual elimina la fricción y proporciona un movimiento dentario más rápido y con menos molestias. Los tratamientos son más cortos y las citas más espaciadas en el tiempo. Existen variantes estéticas que se camuflan con el color del diente, aportan muy buena estética y son apenas perceptibles.

Ortodoncia infantil o interceptiva: para tratar alteraciones de crecimiento

Corrige muchos de los problemas que tienen lugar durante el periodo de desarrollo y erupción dental, llegando a modificar la cara y el perfil del niño. Intervenir a tiempo puede evitar futuras complicaciones, que condicionarán el desarrollo de la estética facial y supondrán soluciones más complejas y costosas cuando crezca.

En Nimo te ofrecemos tratamientos de ortodoncia a tu medida

Si estás pensando en corregir la apariencia de tu sonrisa, confía siempre en expertos que te den la máxima seguridad y confianza.




    Preguntas frecuentes

    • Es cómodo y fácil de usar.
    • Es más higiénico ya que facilita la limpieza de los dientes.
    • No interfiere con el habla ni con las comidas.
    • Permite citas más espaciadas y de menor duración.
    • Elimina las urgencias y los roces.
    • Es completamente personalizada.
    • Visualización del resultado final del tratamiento antes de comenzar.
    • Ideal para pacientes con alergias a metales.
    • Permite practicar deportes de contacto.
    • Evita caries y descalificaciones.
    • Es más estético.
    • Es más estético.

    Además de ser la marca pionera, está por delante del resto: sus alineadores son más cómodos, más rápidos y más efectivos.

    Nuestra experiencia nos permite solucionar cualquier caso – antes resuelto con brackets- con alineadores. Pero, al igual que con los brackets, a menudo es necesario combinarlos con otros elementos auxiliares (como elásticos, botones, microtornillos, etc.) para lograr resultados que sin ellos serían imposibles.

    Sí, creemos que Invisalign es el mejor sistema para corregir los dientes en niños, por comodidad, por higiene y porque no hace heridas. Elimina las urgencias: no tendrás que ir a buscar al niño al colegio porque se le ha caído un bracket o se le ha salido un arco.Tampoco interfiere con el habla, ni con las comidas.

    Con respecto al miedo a que no se lo pongan, hemos comprobado que la aceptación por es muy buena y su grado de compromiso, una vez iniciado el tratamiento, es -en muchos casos- superior a la de los adultos. Suelen ser más responsables de lo que creemos.Y, si pierden el alineador, se pasa al siguiente y problema solucionado.

    Los alineadores se cambian cada 1-2 semanas, en función de cada caso. Se recomienda usar durante 22 horas al día. Es decir: solo se retira para comer y para cepillarse los dientes.Cuanto más se utilice, más rápido se terminará el caso.Durante el tiempo que no se utiliza, los dientes retroceden en su movimiento, de tal manera que si se usa 12 horas y después se pasan 12 horas sin él, se vuelve al punto de partida.

    Depende del caso, puede ser necesario actuar cuanto antes (6 años o incluso antes) o esperar a cuando ya están en boca todas las piezas permanentes, alrededor de los 11-13 años.

    El tratamiento genera una leve molestia, pero solo en las primeras etapas, cuando se empiezan a mover los dientes, luego son solo ajustes que incomodan durante la consulta y después desaparecen.

    Con la utilización de brackets de autoligado y arcos de última generación, las visitas se realizan cada 10 semanas al principio del tratamiento, hasta ir reduciendo a 4 semanas al final del mismo.

    Sí, siempre y cuando el paciente use la retención (que es lo que se coloca una vez finalizado el tratamiento). De no ser así, puede que los dientes vuelvan a moverse.

    Sí, pero con cuidado si son comidas duras y/o pegajosas. No se podrá usar los dientes para desgarrar o morder la comida, habrá que cortarla y llevarla a la boca. Tampoco es recomendable masticar golosinas y alimentos con hueso (aceitunas, cerezas, etc.) porque pueden despegar los brackets.

    Existen cepillos especiales para ortodoncia, así como cepillos interdentales para limpiar entre el alambre y los brackets. A esto se suman colutorios para ayudar a combatir la placa bacteriana.

    Generalmente entre un año y dos, depende de cada caso, de la cooperación del paciente y de la modificación de los tejidos que acompañan la nueva posición de los dientes.