Hoy, desde nuestra Clínica Dental Nimo, tu clínica de confianza en Vigo y Nigrán, hablamos de sonrisa gingival. Una característica estética que hace que muchas personas padezcan problemas de confianza y autoestima. ¡Muy atentos a la siguiente entrada en nuestro blog!

¿Qué es la sonrisa gingival?

Cuando sonreímos y mostramos una cantidad de encía superior a lo establecido como “normal” hablamos de sonrisa gingival. En el caso de los hombres se considera como tal, cuando al sonreír se muestra más de dos milímetros de encía. Sin embargo, en el caso de las mujeres, esta característica también denominada gummy smile, se establece cuando la gingiva se muestra hasta tres o cuatro milímetros.

Es importante tener en cuenta que, esta característica, no contribuye a padecer ningún tipo de patología. Es simplemente una característica estética que puede resultar más o menos atractiva según la percepción de cada uno.

 

Hay cuatro causas principales por las que se puede tener sonrisa gingival:

 

  • Un sobrecrecimiento del maxilar superior en vertical dando  lugar a un maxilar largo.

 

  • Una anomalía durante el proceso de erupción dental, lo que provoca que parte del diente, en este caso la corona se quede cubierta por la encía.

 

  • Una posición dentaria baja, producida por la sobreerupción de los incisivos superiores debido a una falta de contacto con los inferiores.

 

  • Un labio superior corto o con una movilidad excesiva, en este tipo de casos el labio se desplaza hasta arriba dejando a la vista una gran cantidad de encía.

 

¿Cómo se trata la sonrisa gingival?

 

Una vez que en nuestra Clínica dental Nimo hemos realizado el diagnóstico, buscamos la solución que mejor se adapte a ti. Dependiendo de cada caso puede variar el tratamiento.

 

  • Maxilar largo.

 

Cuando la sonrisa gingival se produce por causa de tener el maxilar demasiado largo en relación con nuestra cara, es necesario llevar a cabo una cirugía ortognática.

Está cirugía consiste en modificar los huesos faciales y colocarlos en una posición óptima.

 

  • Erupción pasiva alterada.

 

En este caso, el tratamiento que se debe realizar también es quirúrgico pero mucho menos complejo que el anterior. La erupción pasiva alterada hace que se vea un diente excesivamente corto, dado que al producirse la anomalía, la encía no se ha retraído lo suficiente. En estos casos, llevamos a cabo un procedimiento que consiste en contornear la forma de la encía con el fin de dejar visible la parte alta del diente. Está cirugía es denominada gingivectomía.

 

  • Posición dentaria baja.

 

Como comentamos anteriormente, una posición dentaria baja se produce por la sobreerupción de los incisivos superiores, debido a la falta de contacto con los inferiores.

 

Al contrario que en los casos anteriores, en este escenario no se necesita una intervención quirúrgica para solucionar la sonrisa gingival, solo se necesitaría llevar los dientes a la posición adecuada. Esto se logra mediante un tratamiento de ortodoncia.

 

  • Labio superior corto o con mucha movilidad.

 

En el caso de que la gummy smile se produzca por un movimiento excesivo del labio, sería necesario llevar a cabo la alteración de la acción de los músculos, mediante infiltraciones de botox, evitando así que el músculo ejerza demasiada fuerza.

 

¿Te gustaría que evaluásemos tu caso? ¡Pide cita hoy mismo y luce tu mejor versión! Nuestros especialistas te esperan para ofrecerte las mejores soluciones de estética y salud bucodental.

Contacta con nosotros a los teléfonos 986 36 76 04 – 986 223 334 para pedir cita o solicitar información en este enlace.

¡Te esperamos!